viernes, 28 de febrero de 2014

"Beneficios de Tener Una Huerta Orgánica en Casa".



"Beneficios de Tener Una Huerta Orgánica en Casa".
Sofía Merino Cercos
Una huerta es algo que todos podemos hacer; podemos adecuarla a nuestras necesidades y a nuestras posibilidades. Sembrar una semilla debería ser un conocimiento básico en las escuelas, y convertirse en la acción de cada día. Lo lindo es que la naturaleza siempre devuelve la mano si las condiciones son las propicias, es por eso que aquí enumero los 11 beneficios y cambios que puede traer una huerta en nuestra casa.
1. La huerta pasa a ser un miembro más de la familia
Con intención o sin ella, la huerta se gana el cariño de todos, incluso de los más pequeños que siempre encontrarán algún rico fruto al alcance de sus manos. Por ejemplo: para mi hijo junto a sus amiguitos y amigas, (de dos años de edad!) ya es paseo seguro visitar la huerta para sacar algunas habas, desgranarlas y comerlas tiernecitas. ¡A veces hasta escondidos lo hacen! y saben muy bien que a las camas no deben subirse. Ya tienen toda la técnica para sacarlas y en el verano, los tomates son sus favoritos!
2. Une a la familia
La construcción y el cuidado de la huerta puede ser el espacio de unión de la familia. Podemos sembrar las semillas junto a nuestros hijos, ¡regar es algo que les gusta a todos!, cosechar es el regalo máximo, observar los bichitos podría ser maravilloso para los niños curiosos y buscar algunas lombrices en el compost la mejor diversión!…. Hay de todo para todos!
3. Alimento y Salud ¡para todos!
Lo que narraba anteriormente explica perfectamente este punto. Una huerta orgánica en casa es alimentarse sanamente. Al no aplicar químicos y utilizar fertilizantes naturales como el compost, estaremos ayudando al planeta y a nuestra familia, nos alimentaremos de productos sin tóxicos y no tendremos miedo de sacarlas con nuestras propias manos.
4. Cercanía a la naturaleza y sus procesos
Una huerta es la relación entre el ser humano y el mundo de las hortalizas; somos necesarios para que nuestra huerta produzca, pero es la naturaleza quien realiza la magia! …. Es maravilloso comprender los ciclos de los alimentos que comemos, es maravilloso tener contacto con insectos y animales que visitarán nuestra huerta, entregarle el cariños a una planta y luego recibir alimento de ella nos hace tener una gratitud frente a la naturaleza y valorar muchísimo más el alimento.
5. Regalos hecho en casa
Siempre existirá algo para compartir con nuestros amigos, familias o vecinos. Qué mejor que llevar a un almuerzo familiar o junta de amigos, algo de tu propia huerta, además de alegrar a todos; dará pie a alguna conversación interesante, debates o recuerdos de antaño!
6. Terapia
La huerta puede convertirse en una terapia gratis y en casa. El contacto con la naturaleza, los olores de las flores, el paso lento del caracol, la paz de la huerta y el cuidado que necesita, pueden ser una terapia maravillosa para quien necesite de paz, calma, amor, y precisa sentir que es útil en algo… Sentir que tenemos una gran responsabilidad y que si lo hacemos bien, tendremos grandes recompensas, y que la naturaleza nos abrazará de gozo! es una gran terapia para la soledad y la pena….. La huerta es nuestra amiga…. y es un gran proyecto de vínculo con la madre naturaleza.
7. Llenaremos de verde y biodiversidad
Con una huerta estamos trayendo biodiversidad al planeta y sumamos espacios verdes, fructíferos y saludables. Aunque sea muy pequeñita siempre se sentirá la vida en ella, sobre todo en aquellos espacios donde el cemento o el pasto abundan, una huerta sobresaldrá y llenará de colores, formas , aromas y alimentos…
8. Disminuirán las compras
Si sabemos hacer que nuestra huerta sea eficiente, disminuirán nuestras salidas y/o gastaremos menos en compras en la feria o supermercados. Sobre todo por ejemplo, la necesidad de comprar hojas de ensaladas, como lechugas, acelgas, rúculas, perejil y cilantro que son de todo el año y son cultivos más fáciles.
9. Aprenderemos qué hortalizas son de temporada
Algo que se ha perdido hoy en día es saber las temporadas de las plantas. En los supermercados encontramos de todo durante todo el año. En las ferias podemos diferenciar muchísimo más, aunque a veces igual traen las verduras de otras zonas. Cuando tenemos nuestra huerta aprendemos que no se da todo en todo momento, que existen períodos para sembrar y cultivar cada hortaliza. ¿De qué nos sirve esto?… Pues nos sirve para saber que compraremos verduras de la zona, que no vienen de lejos y habrán gastado litros y litros de petróleo en su transporte, o bien que no se ha intentado una producción que a pesar de la adversidad del clima se ha podido lograr; lo cual se logra con semillas modificadas o bien con una implementación en infraestructura, que requiere de gran pérdida de energía innecesaria… ya que cuando sea su momento, se dará sola.
10. Seremos felices a pesar de las adversidades y los errores
La huerta es como la vida, podemos tener momentos de grandes éxitos y logros y otros de pérdidas y fracasos… Pero lo importante es que siempre aprendemos. Cómo es algo que nunca hemos hecho antes, el primer año es todo nuevo y será de experimentación, el fracaso no es mal bienvenido, sólo sucede y aprendemos…. siempre habrá alguna recompensa, sino, debemos revisar qué estamos haciendo mal…. Al ser una huerta un ser de enseñanza, podremos ver siempre el lado positivo de las cosas y aprender de los ciclos naturales, incluso cambiar toda nuestra forma de pensar!
11. Comprenderemos el valor de las semillas
La realidad es que para comenzar con nuestra huerta, debemos tener semillas y para tenerla siempre en marcha, necesitaremos más semillas…. Por eso, generar nuestras propias semillas es tan importante, porque tendremos la posibilidad de autoabastecernos y tener independencia en el huerto. Si compramos semillas siempre estaremos atados a una empresa que nos venda semillas; que no tiene lógica para nada, porque una planta te puede dar muchas semillas. La naturaleza es tremendamente agradecida; con una semilla de lechuga podemos obtener 1500 semillas de lechugas!. Tener un huerto nos mostrará del proceso completo de una planta hasta que ésta nos de las semillas que nosotros guardaremos para seguir el proceso de la huerta en casa y también regalaremos o trocaremos con amigos y vecinos.