jueves, 13 de diciembre de 2012

FASES DE LA LUNA



LUNA NUEVA. Al reunirse Sol y la Luna marcan el inicio de un nuevo ciclo, por lo que es un buen momento para hacer nuevos propósitos y tratar de empezar el nuevo ciclo con buen pie. El organismo está mejor dispuesto para su desintoxicación. Por lo tanto, serán días favorables para emprender algo nuevo, sobre todo para abandonar hábitos y costumbres que pueden ser perjudiciales para nuestro organismo, como dejar de fumar, de ingerir alcohol, drogas, etc. También son días bastante adecuados para hacer algún tipo de ayuno (preferentemente a base de líquidos). Psicológicamente hay más serenidad para superar cualquier carencia o eliminar algo que haya en exceso. También puede haber mayor capacidad para cultivar el autocontrol, en contra de las fases de Luna llena, cuando las reacciones son más instintivas, más viscerales.

Consejos: Formular un deseo para el cuerpo y para los sentimientos. Dar por terminadas relaciones negativas o que ya no cumplen una función positiva en la vida. Cerrar o finiquitar negocios improductivos, para que no ocasionen problemas de tipo legal. Superar malos hábitos: cigarrillo, alcohol, drogas, etc. El signo más adecuado es virgo (es un buen momento para eliminar toxinas o un mal hábito en la vida). Decir adiós a la bulimia. Hacer la dieta de la Luna. Es un buen momento para combatir parásitos. Si son rastreros con la Luna nueva en signos de Tierra (Tauro, Virgo y Capricornio). Si son aéreos en signos de Aire (Géminis, Libra y Acuario) y si son acuáticos con la Luna nueva en signos de Agua (Cáncer, Escorpio y Piscis). Es un buen momento para podar plantas enfermas (no sanas). Especialmente cuando la Luna transita por el signo de Virgo. La Luna nueva permite una limpieza interna del cuerpo más eficaz que en otra fase. Esta fase lunar es muy apropiada para la depilación. El mejor signo Capricornio (en verano se puede escoger cualquier signo de Tierra Tauro, Virgo y Capricornio). Con la Luna nueva se eliminan mejor las toxinas, por lo tanto todo lo que hagamos estos días en ese sentido es más efectivo. Uñas: cortar en días Virgo o Capricornio. Cerrar cualquier tipo de asuntos engorrosos o que se demore en el tiempo.

LUNA LLENA. La Luna está llena de luz y en oposición al Sol. Los tejidos corporales también están sometidos a la máxima presión, mientras la razón y los sentimientos están más distanciados. El cuerpo tiene más predisposición a retener líquidos y de ahí el conocido efecto embriagador de la Luna llena. También hay que tener más moderación con la comida, porque el cuerpo tiene una especial sensibilidad a las mareas biológicas que ejerce esta fase lunar y además repercuten sobre el sistema nervioso. Por eso debe vigilar sus emociones, ya que en la Luna llena están a flor de piel y sus efectos sobre el organismo son directos. Durante esta fase de la Luna hay una mayor tendencia a los trastornos psicosomáticos.

Consejos. No es un buen momento para empezar dietas para adelgazar (a excepción de la de la Luna). Hay que tener más cuidado con los posibles efectos secundarios de vacunas y cualquier medicamento. Darse duchas a presión o situarse cerca de donde rompen las olas, o donde corren los ríos para evitar los dolores de cabeza. Evitar tomar las cosas demasiado en serio. El sentido del humor es una de las mejores terapias en esta fase lunar.

LUNA MENGUANTE. Mientras la Luna va decreciendo en luz, el cuerpo también tiene más tendencia a desprenderse de todo lo que le sobre. Después de haber almacenado energías en los catorce días que la Luna ha estado creciendo en luz, los otros catorce días que van de Luna llena a Luna nueva son buenos para usar la energía, para hacer esfuerzos y sudar. El cuerpo está más preparado para eliminar toxinas y limpiarse. Es una buena etapa para purificar el organismo. Los procesos curativos destinados a eliminar algún foco infeccioso o reducir hinchazones y puntos irritados funcionarán mejor.
Consejos. Es un buen momento para hacer deporte o actividades que exijan esfuerzo y resistencia. Beber agua en abundancia, porque el cuerpo suda más y ayuda a limpiar el organismo. Asimismo, es un buen momento para iniciar una dieta para bajar de peso. Hacer limpiezas de cutis y eliminar impurezas de la piel. el acné también se mejora. Si se corta el pelo y las uña o se depila su crecimiento será más lento pero con más fortaleza. Es una buena fase Luna para limpiar a fondo el cutis.
Con la Luna menguante se eliminan mejor las toxinas, por lo tanto todo lo que haga estos días en ese sentido es más efectivo. El mejor momento para cortarse las uñas es cuando la Luna esta en Virgo y Capricornio. Es un buen momento para cerrar o finiquitar negocios, relaciones o asuntos engorrosos. No es una Luna adecuada para abrir negocios, iniciar relaciones (todo lo que se hace con esta fase lunar tiende a decrecer, a disminuir).
Es un buen momento para hacer limpieza, todo tipo de suciedad y manchas difíciles, salen mejor con la Luna en fase menguante y en signo de agua (Cáncer, Escorpio y Piscis). Sin embargo para el jardín o el parque, en cambio, hay que evitar justamente los días de agua, porque se pudre. Los cristales se deben limpiar en días de signos de aire (Géminis, Libra y Acuario) o de fuego (Aries, Leo y Sagitario).
Es un magnifico momento para pintar la casa, evitando los días de agua y el signo de Leo. No es una Luna adecuada para cambiarse de casa, y menos cuando la Luna este en Aries o en día martes. Según dice el refrán “en martes ni te cases ni te embarques”.
Esto tiene una explicación astrológica, cada día de la semana está regido por un planeta, y el martes como su nombre lo indica, está regido por el planeta Marte que simboliza la guerra, todo tipo de disputas y contratiempos, por lo tanto ese sería el ambiente en la nueva casa o del matrimonio. Es mejor casarse o mudarse en viernes, regido por Venus, el planeta de la armonía, o en domingo, día regido por el Sol, el astro que más brilla en el firmamento y reúne en torno suyo a los demás planetas, ya que, en un hogar, reuniría a la familia y en una boda uniría a la pareja y, en caso de ser un negocio, un jueves, regido por Júpiter, planeta de la abundancia o un miércoles regido por Mercurio, planeta de los comerciantes, la comunicación y las transacciones
Es un buen momento para iniciar un tratamiento con el cual se quiera limpiar, depurar, adelgazar o eliminar toxinas. Ejemplo: depurar el hígado, será más eficaz cuado la Luna este menguando y en el signo de Cáncer.
Es una fase lunar adecuada para las cirugías, evitando que la Luna transite por el signo que rige el órgano o área que va a ser intervenido; esto evita las hemorragias.
Ejemplo: para una operación de corazón, se elegirá Luna menguante en cualquier tipo de signo que no sea Leo. esta fase de Luna menguante es buena para hacer una visita al dentista, evitando los días en que la Luna se desplaza por los signos de aire.
Para las operaciones de mandíbula o de las muelas del juicio, se elegirá también cualquier signo, excepto Tauro.
Para cualquier operación de los pies, se vera que la Luna este en fase menguante y en cualquier signo que no sea Piscis.
Para sembrar hortalizas y plantas que crecen bajo tierra y especialmente con la Luna menguante en signos de tierra.
Es un buen momento para abonar las plantas; se necesitara menos cantidad de abono. No se debe elegir el signo de Leo, sobre todo con los abonos químicos, porque se quema la planta y el suelo.
Se puede podar las plantas que estén sanas, y mejor cuando la Luna esta en Virgo. es un momento adecuado para combatir parásitos. Son ideales los días con Luna en Capricornio, de enero a julio, cuando los parásitos están en la tierra.