jueves, 28 de junio de 2012

"El Poder de Una Bendición"


"El Poder de Una Bendición" 

Existe una teoría en Física, conocida como el Enredo Cuántico, el cual ocurre cuando dos partículas se crean de una misma fuente y después se separan en un ambiente de laboratorio. Una vez separadas, estos dos fotones serán el opuesto exacto uno del otro. Serán como el reflejo del otro en un espejo y una vez creados, SIEMPRE serán la imagen del otro. Si se permite que estos fotones se separen y sólo uno de ellos se expone a un campo magnético para que gire con mayor velocidad, también la otra partícula girará con mayor velocidad (aunque en la dirección opuesta). La otra partícula, INSTANTÁNEAMENTE adquiere el estado cuántico opuesto de la partícula expuesta al campo magnético. 

Básicamente, lo que nos dice el Enredo Cuántico es que las partículas de energía se comunican unas con otras. Y no importa si las dos partículas están a diez centímetros, diez kilómetros o diez mil kilómetros de distancia. Inmediatamente se comunican la una con la otra. Esto no sólo nos indica que la energía es pensante, nos indica que cada partícula también sabe lo que las partículas de energía en otras partes están haciendo. Esto significa que la energía, en todas partes, está conectada. Y ya que nosotros estamos hechos de energía, como todo, eso significa que nosotros también estamos conectados.

Kate Nowak menciona el Enredo Cuántico (EC) porque siempre ha sido de esas personas que le gusta saber cómo y porqué todo funciona y, para ella, la teoría del EC explica de una manera hermosa porqué funcionan las bendiciones y porqué, cuando bendecimos, nuestras bendiciones regresan a nosotros. Somos seres maravillosos, cósmicos, Universales, intrínsecamente energéticos y espirituales y lo que damos a otros se nos regresa. Somos parte de la Divina Armonía del Universo.
En su libro Blessing, The Art and Practice (Bendecir, el Arte y la Práctica), el autor David Spangler define el bendecir como "...un momento de re-conexión de los unos con los otros, con el mundo, y con la fuente de nuestro ser." En este sentido, el bendecir nos despierta de nuevo a quiénes y qué somos, uniéndonos con nuestros orígenes, recordándonos que somos UNO".


Publicado en facebook por José Vallejo.