viernes, 27 de marzo de 2015

EL AÑO NUEVO VERDADERO DEL FENG SHUI

EL AÑO NUEVO VERDADERO DEL FENG SHUI
Por Kartar Diamond
Me sorprendió mucho descubrir que más de un autor o personaje famoso haya perpetuado de forma incorrecta la fecha del año nuevo del Feng Shui. A diferencia de la opinión popular, la fecha correcta del año nuevo se basa en el calendario solar y no en el calendario lunar.

El calendario lunar varía por semanas de año en año, algunas veces ocurriendo a finales de enero y otras veces en febrero. Hay algunos que dan por asumido que el año nuevo comienza según el calendario lunar pero eso no explica un fallo a este respecto por un profesional.

Existe una forma de astrología china denominada el Zi Wei Dou Shu, que adhiere al calendario lunar. Sin embargo, la aun más popular astrología del BaZi (los cuatro pilares del destino) también utiliza el calendario solar. El comienzo del calendario solar chino, que se calcula hasta el minuto preciso, tiene lugar el día 4 ó 5 de febrero de cada año y no varía por más de este sólo día. Esta fecha representa exactamente el medio punto entre el solsticio de diciembre y el equinoccio de marzo. El 4/5 de febrero señala la fecha específica cuando existe una distancia precisa entre el sol y la tierra, tanto en el hemisferio norte como en él del sur.

Cuando se consiga un mejor entendimiento de la teoría del Yin y el Yang, los trigramas, la astronomía y la cosmología china en el sentido de su relación con el Feng Shui, se entiende la necesidad de utilizar el calendario solar. La mayoría de los profesores clásicos dejan claro nada más empezar las clases que el año nuevo comienza el 4/5 febrero. Sin embargo, algunas celebridades que no entienden el aspecto crucial de la elección del momento correcto y la escuela de las estrellas voladoras Xuan Kong, darán por asumido que toda referencia al año nuevo ha de ser al ciclo lunar.

Se utiliza el calendario solar también para los fines de los ciclos mensuales y los ciclos más largos como los períodos de veinte años. Por ejemplo, ahora estamos en el período 8 que comenzó el 4 de febrero 2004 y continuará hasta el 4 de febrero 2024.

La costumbre de varias culturas asiáticas, incluyendo las de China y Japón, es festejar el año lunar nuevo. ¿Pero cómo celebramos el año nuevo del Feng Shui? La mayor parte de la gente consciente del significado del mismo lo ingenia sin ayuda exterior o consulta a un profesional respecto a los cambios que hagan falta realizar en su vivienda o negocio justo antes del 4 de febrero o el día mismo del año nuevo. Al fin y al cabo, es más un momento apto para planificar y realizar algunos ajustes en nuestro espacio vital o laboral que celebrar una fiesta o ceremonia.

En cualquier año, los cambios típicos implican el uso del agua, la madera, el fuego, la tierra y el metal. Puede que la influencia anual que comienza el 4 ó 5 de febrero necesite la reubicación de un elemento de un sitio a otro. Hace falta determinar las direcciones precisas a través de un plano de la superficie trazado a escala y una lectura acertada de la brújula.

Hablemos en términos generales de la dirección norte. El norte abarca el sector 337,5º a 22,5º en relación con el centro del plano de la superficie. En el 2011, una energía anual con capacidad para causar complicaciones legales, cotilleos y disputas contractuales se hallaba en el norte. Por supuesto, la gama de problemas de esta índole podría ser enorme, yendo desde una multa de tráfico a algo serio como una inspección de Hacienda o peor aún. Durante el 2011, esta energía particular, cuyo nombre codificado es la “estrella madera #3”, podía ser debilitada por la presencia del elemento fuego. Existen varias maneras sutiles de representar el fuego como obras de arte en las que destaca el color rojo, ornamentos rojos y alumbramiento que se ajusta a ello.

A partir del 4 de febrero 2012, el tipo de influencia anual que se halla en el norte es muy diferente y no se lleva bien en la presencia del fuego. En cambio, el elemento metal sí es conveniente en el norte en el 2012. Aun así, se han de comparar más que influencias anuales al considerar una dirección. Por añadidura, hay lo que llamo estrellas voladoras “permanentes” que se han de tener en cuenta junto con las características de quién usa el área y con qué propósito.

Si le apetece un buen propósito para el Año Nuevo, puede hacer que el 1 de enero sea el punto de inicio. En realidad, la fecha del 4 de febrero tiene más potencia para ayudarle en el comienzo de la resolución. El 4 de febrero señala la fecha cuando la tierra comienza una relación completamente nueva con el sol y las personas experimentan una reubicación personal y profesional mucho más significativa. De hecho, para algunas personas, el mes de enero es como una resaca prolongada después de la temporada vacacional. Sin embargo, en febrero nos sentimos más en condiciones de conseguir nuestras metas anuales.

Kartar Diamond es una consultora de formación profesional desde el año 1992 y lleva su propia empresa, Feng Shui Solutions. Kartar es conocida por todo el mundo como profesora, autora y practicante con una experiencia voluminosa de estudios.